miércoles, febrero 01, 2006

El Fary, maestro del marketing

Los que me conocen saben muy bien que no suelo irme temprano a la cama. Ayer sin ir más lejos, a una hora prudencial (eran las 01:00) estaba viendo al Fary en el programa de Buenafuente. Un personaje peculiar, pero que hemos adquirido todos como un símbolo de esa España del jamón y las castañuelas. Esa identificación tiene una base sólida que comienza en su biografía, dónde cumple de sobras con todos los requisitos que le impongamos a la España cañí, pero que realmente tiene su componente catalizador en la inteligencia y dotes de José Luis Cantero Rada para el marketing. Para mi, el Fary como icono no es un mero conjunto de casualidades, es una política de marketing bien planteada. Saber aceptar lo que uno es, y explotar los defectos o peculiaridades como ejercicio diario es el camino al éxito.

Os dejo unos cuantos enlaces para saber más de este personaje: [1] [2] [3] [4]